Home > Noticias > Oficialismo mostró “miedo” a la MUD al impedir renovación de la tarjeta unitaria

Oficialismo mostró “miedo” a la MUD al impedir renovación de la tarjeta unitaria

Caraota digital

Foto: La Unidad ostenta el récord de ser el partido en conseguir la mayor cantidad de votos en una elección en el país/ Referencial by Luis Mendoza

“Se ordena al Consejo Nacional Electoral (CNE) la exclusión de la MUD en el proceso de renovación convocado, en razón de que su conformación obedece a la agrupación de diversas organizaciones políticas ya renovadas y otras pendientes de renovación que podrán participar en el proceso electoral de carácter nacional”, reza la reciente sentencia de la Sala Constitucional del Poder Judicial.

La Unidad había inscrito su tarjeta en el proceso validación que se llevará a cabo este fin de semana, y varias de las formaciones que la integran llamaron a acudir a este proceso que se realiza por una orden de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) “profundamente chavista”.

Dicha institución, repudiada por la oposición y buena parte de la comunidad internacional, aprobó el pasado diciembre un decreto que establece que las organizaciones que quieran participar en próximas elecciones deben haber participado en los comicios anteriores y obliga a los que no lo hicieron a renovarse ante el Poder Electoral si no quieren ser inhabilitados.

El dictamen iba dirigido a las toldas opositoras que decidieron no acudir a las votaciones municipales ante el fracaso que obtuvieron en las regionales, en parte, por la orden de la ANC de que los ganadores debían juramentarse ante su plenaria. Algo que era visto como una “humillación” y una “traición” por los seguidores del contraoficialismo.

Y es que esta medida no parecía tener otra razón de ser debido a que incluso va en contra de lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, de acuerdo con el rector del ente comicial Luis Emilio Rondón.

A su juicio, el decreto constituyente “representa un claro retroceso en materia de Derechos Políticos que pretende de forma inconstitucional e ilegal modificar reglas vigentes en el estamento legal venezolano, al obligar a las Organizaciones Políticas que no participaron en las elecciones pasadas a cumplir con un proceso ya verificado el año anterior, ello conforme a los criterios establecidos en su momento por el TSJ”, citó el portal del canal de noticias Globovisión.

Consideró que la Ley de Partidos es muy clara en cuanto al proceso de renovación de nóminas y hasta el momento no ha sido derogada, por lo que denunció que la decisión tomada por la ANC y asumida por el Consejo Nacional Electoral viola el principio de la no retroactividad de las leyes y de cualquier disposición normativa, conforme a lo establecido en el artículo 24 de la Constitución.

“Una decisión política no puede alterar el ordenamiento jurídico venezolano para además perjudicar la participación y la libre asociación política. Además el artículo 298 constitucional prohíbe modificar leyes electorales seis meses antes de llevarse a cabo una elección; y tomando en cuenta que hay procesos comiciales pendientes para este año, podría también violarse esta disposición, en el supuesto que se adelanten dichos Comicios”, alertó. Y así es.

El dictamen constituyente aprobado el pasado diciembre a lo sumo podrá tener unos cuatro meses de haberse establecido para el momento en que se lleven a cabo las venideras elecciones presidenciales, a las que la propia ANC ordenó realizar antes del próximo 30 de abril.

Miedo a la unidad
Y es justamente en estas violaciones a las leyes, en las que se ha valido el oficialismo para poner trabas a sus opositores de cara a la contienda comicial, en las que se basan los expertos para aseverar que esta acción es una demostración del “miedo” del Gobierno de Nicolás Maduro a la tarjeta única.

“Maduro con eso reconoce que le tiene miedo a la MUD como una opción unitaria porque sabe que frente a esta organización la tiene muy difícil”, afirma el politólogo Luis Salamanca.

Alude al hecho de que esta coalición ostenta el récord de haber conseguido la mayor cantidad de votos obtenidos por un partido en alguna elección en Venezuela, con los 7.726.066 escrutinios que logró en las elecciones parlamentarias en 2015.

Además, dicha cifra está muy por encima de la cantidad que ha podido alcanzar el oficialismo con Nicolás Maduro al frente de una campaña. Esto debido a que la mayor cantidad de expresiones de voluntad alcanzadas por el Gran Polo Patriótico (GPP) con Maduro como líder la obtuvo justamente en las presidenciales de 2013, cuando el entonces candidato a la presidencia logró 7.505.338 votos; desde entonces la alianza gobernante no ha podido alcanzar la barra de los siete millones, cayendo incluso por debajo de los seis millones en las pasadas elecciones regionales.

Por ello Salamanca indica que “la decisión del TSJ de impedir que la MUD participe en la renovación de nómina es un golpe muy duro porque no está sacando del juego a cualquier partido, sino al más importante del país”.

 

Sin sorpresas
Aún así, la medida no sorprende a los expertos. “Esas acciones del Estado y del TSJ se circunscriben en las actuaciones de un gobierno forajido que se resiste a la alternabilidad democrática, poniendo todo tipo de trabas”, recalca el politólogo y profesor de la Universidad Simón Bolívar Hernán Castillo.

Sostiene que este movimiento del oficialismo, o los que vengan, “no son nada sorprendente porque sabemos cómo se han venido comportando el TSJ, el CNE y todo el aparato del Ejecutivo en contra de los venezolanos”.

De acuerdo con el experto, el Gobierno demuestra una vez más que no quiere contrincantes democráticos porque desea competir solo. “Por eso pone todo tipo de obstáculos, llegando al extremo de inhabilitar a otras organizaciones para que no puedan participar. Quieren perpetuarse seis años más en el poder, como si se lo merecieran y vinieran haciendo un gobierno exitoso, cuando por el contrario deberían ir pensando en salir del poder y dejar espacio a cualquier otra opción que haga un mejor papel”.

Lea también: ¿Cómo puede una persona solicitar el “asilo humanitario”?

Las opciones de la oposición
Sin embargo, no todo está perdido para la contraparte del Ejecutivo. Para Salamanca, la oposición aún tiene margen de maniobra, “pese a todo el pesimismo entre las personas”.

Recalca que el contraoficialismo debe seguir en la misma línea de validar todas las tarjetas posibles y buscar un candidato unitario, a través de distintas fórmulas para conseguirlo como las encuestas, las primarias, el consenso o hasta con un outsider, que es una opción siempre que esta persona acepte ese papel.

“Aún hay margen de maniobra, pese a todo el pesimismo entre las personas y eso puede resolverse precisamente cuando se consiga al candidato unitario que guíe a todos hacia un solo camino, porque el potencial de voto de un aspirante de la oposición es muy alto y superior al de Maduro”, subraya.

Por su lado, Castillo mantiene que “a un Estado forajido jamás la sociedad civil podrá ganarle en algún tipo de elección”. Se refiere a que desde la victoria opositora de 2015 “solo han puesto todo tipo de obstáculos” a la oposición en las contiendas comiciales.

De allí que el experto concluya que “la manera de derrotar a este Gobierno es con una oposición que tenga una posición sólida y aliada a la comunidad internacional, de lo contrario ninguna sociedad civil podrá derrotarlo”.

Check Also

Súmate publicó un expediente de las irregularidades dentro del CNE

CNE asegura que no habrá cambio de fechas para las elecciones del 20M