Home > Entrevista > José Domingo Mujica: “El derecho al voto está en peligro”

José Domingo Mujica: “El derecho al voto está en peligro”

José Domingo Mujica, coordinador de la ROAE

Víctor Salmerón

José Domingo Mujica, coordinador de la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación (ROAE), analiza la coyuntura actual y afirma que el derecho al voto ha comenzado a desvanecerse al punto de que no hay certeza sobre cuándo se realizarán las elecciones regionales, el referendo revocatorio que quiso llevar a cabo la oposición fue detenido abruptamente y la Asamblea Nacional, elegida el 6 de diciembre de 2015, no ha logrado ejercer sus funciones.

El año pasado no se convocó a la elección de los gobernadores y tampoco se produjo el referendo revocatorio que intentó llevar a cabo la oposición basándose en que la Constitución les otorga a los venezolanos ese derecho. ¿Es exagerado decir que el derecho al voto está en peligro?

Efectivamente está en peligro el derecho al voto. Parte de nuestra actividad central es una campaña para concientizar a la población sobre la importancia de este derecho. No solo porque haya voto estamos en democracia, pero puede decirse que sin voto no hay democracia.

¿Desde su punto de vista cómo puede interpretarse la no realización del referendo revocatorio en 2016?

Como una grave violación. El referendo revocatorio es una de las formas de control del poder que tienen los ciudadanos, impedir este mecanismo es coartar un derecho fundamental. Sobre todo, cuando se ha impedido a través de argumentos deleznables como decisiones de jueces penales de algunos estados. Es un hecho de extrema gravedad y lleva a encender la luz roja porque el peligro es grande.

El Gobierno señala que la solicitud fue hecha de manera tardía y que esos jueces detectaron firmas falsas y por tanto invalidaron el proceso de recolección de las firmas de 1% de los votantes de cada estado que llevó a cabo la oposición.

En ese tema hay que señalar que el Consejo Nacional Electoral (CNE) estaba actuando, había aceptado y dado por buenos los procesos y las instancias que cumplieron los solicitantes del referendo revocatorio. Incluso con normas al margen de la Constitución como solicitar el 1% de las firmas de cada estado y no el 1% de los electores del país. El CNE había aceptado que esas firmas eran correctas e inició la segunda etapa.

Otro elemento a considerar es que se creó un clima muy desfavorable para la realización del referendo porque la directiva del partido de Gobierno desplegó una intensa campaña en contra de la realización de ese proceso, en clara oposición a lo que establece la ley. Pero lo más grave es que altos funcionarios, comenzando por el Presidente de la República, se sumaron a esa campaña.

Un elemento importante es la no realización de las elecciones de gobernadores.

Así es. Ha pasado relativamente desapercibido que la no realización de las elecciones de gobernadores en 2016 constituye una seria violación más de la soberanía popular. La Constitución establece los lapsos en que los funcionarios electos deben ejercer su mandato y el CNE no puede alargar este período por ninguna razón. Es el pueblo el que posee la soberanía y la delega por un período determinado y nadie tiene facultad para cambiarlo. Pero el CNE lo hizo sin detenerse siquiera a dar alguna explicación.

Los venezolanos tienen muy presente el tema del voto para la elección presidencial pero no para temas como un referendo revocatorio, gobernadores o alcaldes. ¿Somos muy presidencialistas y le quitamos importancia al resto de los eventos electorales?

Nuestra experiencia dice que la población tiene una percepción restringida del peso del derecho al voto y de cómo se ejerce el control ciudadano sobre los destinos de la nación. Y si se tiene en el ejercicio del poder a un sector que tiende a subestimar el derecho del voto esa situación se agrava. De esa manera se han establecido dictaduras en otros países, relegando el voto, cuando lo mantienen, hasta niveles en que resulta absolutamente inocuo.

Hay que advertir la amenaza

¿Qué se plantea hacer la Red para inculcar la importancia del derecho al voto?

Hemos hecho campañas acompañando a los procesos electorales y aclarándole al votante la importancia capital que tiene el voto para el mantenimiento de la democracia. Ahora vamos a ampliar una campaña de esa naturaleza porque la coyuntura lo pide, estamos muy preocupados por la situación que estamos viviendo. Pensamos que hay que advertir sobre las amenazas que existen sobre el derecho al voto.

El país eligió una Asamblea Nacional, pero ni una sola de las leyes que aprobó está vigente porque han sido invalidadas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). ¿Esto no es un desconocimiento del voto popular?

Claro está que se desconoce el voto popular. Y la situación que se vive en la Asamblea Nacional, donde el TSJ bloquea su actuación, también ocurre de manera menos notoria en otros ámbitos.

Posterior a las elecciones el Gobierno ha actuado en varias ocasiones para crear cargos que le quitan atribuciones a los funcionarios una vez electos. Designan un nuevo funcionario que le arrebata parte de las atribuciones a quien fue elegido democráticamente. Esto ha sucedido con los gobernadores, con el alcalde mayor, entre otros.

Las leyes electorales deberían contener de manera explícita la prohibición de que se menoscaben las atribuciones de los cargos que se eligen una vez pasada la elección, porque de esa manera se violenta la voluntad popular.

Check Also

Observatorio Electoral Venezolano advierte que reubicaciones “enrarecen” comicios

“Es un evento más que contribuye a crear confusión e incertidumbre y que lesiona el derecho humano a votar que tiene un conjunto de electores